El eterno debate: ¿Libro en papel o electrónico? Ambos formatos tienen sus fieles defensores y sus férreos detractores. Con la llegada de los nuevos tiempos y el progreso tecnológico, cada vez crece más rápido el número de lectores de soportes digitales. No obstante, y en contra de lo que se podría pensar, el formato papel está más vivo que nunca. Y es que no son formatos excluyentes, sino complementarios.

De esta manera, que exista un mismo título en ambos formatos es la mejor manera de dar a elegir al lector su favorito, ¡o ambos! Y es que cada formato tiene sus ventajas:

Papel

  1. Sensaciones. El olor del papel, el tacto de las hojas, el peso, e incluso como decoración en el hogar son determinantes a la hora de escoger este formato. Los libros en papel tienen mucha importancia como objeto emocional, por eso suelen ser el regalo ideal para un ser querido.
  2. Se pueden prestar. Ya sea a un familiar, a un amigo o a un compañero, siempre puedes prestarle ese libro que te cambió la vida, forjando de esta manera una relación más sólida con las personas de tu alrededor. Además, gracias a esto podemos contar con maravillosos espacios: las bibliotecas.
  3. Se puede escribir en ellos. Subrayar, escribir anotaciones al borde o dedicatorias son posibles gracias al formato papel. ¿Qué sería de una Feria del Libro o una presentación sin que el autor te lo pueda firmar?
  4. Son analógicos. No es necesario cargarles la batería, por lo que nunca te vas a quedar a medias de la lectura. Tampoco necesitan WiFi e Internet para descargar el contenido.
  5. Rapidez. Volver al índice, volver al capítulo anterior, avanzar a siguientes páginas… Todo ello se hace de manera manual e instantánea, haciendo de un libro un objeto de consulta ideal.

eBook

  1. Tamaño. En el lector (eReader) puedes almacenar miles de libros en el mismo espacio, algo muy útil para leer durante viajes o trayectos del día a día.
  2. Precio. Habitualmente el precio de los eBooks es inferior, ya que no se necesitan recursos materiales para su venta.
  3. Disponibilidad. Gracias a Internet puedes hacerte de manera inmediata con todos los libros que quieras sin moverte de casa.
  4. Ecología. No consumen recursos como papel o tinta, por lo que este formato es más respetuoso con el medioambiente.
  5. Funciones adicionales. Permiten añadir enlaces y funciones multimedia que complementan al contenido del libro. Además, siempre tendrás el libro actualizado con todos los cambios que se vayan realizando (ediciones, contenidos extra, etc.).

¿Cuál es tu formato preferido?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies