Cuando un autor escribe un libro es para llegar al mayor número de lectores, dar mucho valor a muchas personas. Cuanto más lejos llegue el libro, más lejos llega el autor y a más personas puede llegar su mensaje y, en cierto modo, cambiar vidas.

Hay diferentes estrategias para dar a conocer un libro y conseguir más ventas, como por ejemplo una Feria, Premios literarios, etc. No obstante, vamos a analizar 3 canales de venta muy eficaces y rentables para cualquier escritor:

  1. Amazon: Es la tienda online más importante de todo el mundo y a la que se conecta el mayor número de usuarios cada día. Llega a cualquier rincón del planeta y ofrece todo tipo de productos, y entre ellos libros, por supuesto. Al contar con su propia plataforma de libros (Kindle) se pueden gestionar de una manera sencilla y eficaz las ganancias obtenidas por la venta de tus libros. Amazon imprime, distribuye y entrega los libros a tus lectores sin que tú tengas que hacer nada, sin que tú tengas que invertir. Es lo que se denomina Impresión Bajo Demanda (IBD). Por la venta de tus libros obtienes unos Royalties, unas ganancias que son del 60 % para los libros en papel y hasta el 70 % del formato eBook. Es una manera de tener ganancias mensuales pasivas, o sea, sin que tengas que hacer un esfuerzo extra una vez hayas escrito y publicado el libro.
  2. Librerías: Gracias a la inclusión del ISBN y del código de barras puedes vender tu libro en librerías y en comercios especializados. Eso sí, deberás hablar personalmente con el dueño para ello y acordar un depósito. Esto significa que dejas unos cuantos ejemplares (que anteriormente deberás haber imprimido a precio de autor) para dejarlos en ese establecimiento, y solo en el caso de que se vendan cobrarás las ganancias. El porcentaje que se lleva el establecimiento es negociable, aunque suele estar en el 25 % del PVP del libro.
  3. Venta directa: Quizá sea la más sencilla: Yo te vendo mi libro y tú me lo pagas. Al no haber ningún tipo de intermediario todo el margen comercial es para ti, por lo tanto, más ganancias. Vender de forma directa supone que tengas un stock de libros en tu casa, o sea, que hayas hecho una inversión para imprimir unos cuantos ejemplares, acorde a tus previsiones de venta. Eso sí, si sabes que los vas a vender todos (por ejemplo en una conferencia, formación, a compañeros, etc.) el retorno de esa inversión es muy rentable, pudiendo multiplicarse hasta x6 (dependiendo del precio que hayas establecido). Puedes cobrar en metálico, aunque en muchas ocasiones una persona no llega a comprar el libro por falta de cambio. Para ello hay soluciones como los TPV portátiles, para que puedan comprarte el libro con tarjeta bancaria y no pierdas lectores. Hazte con un TPV en promoción pinchando AQUÍ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies